La gente expuesta a contaminación atmosférica estaría más vulnerable frente al covid-19, según los resultados de un estudio de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard. Otros estudios revelan que el vínculo entre contaminación y coronavirus está cada vez más estrecho.

Por Camille Huriaux Quesada

Un estudio reciente, aún en estado de revisión externa (pre-printing), arrojó unas conclusiones esperables pero no menos sorprendentes: la tasa de mortalidad y el nivel de contaminación del aire están relacionados. Uno de los componentes de dicha contaminación es la materia de partículas finas, llamado PM2,5, que se asocia generalmente con la quema de combustibles fósiles. 

Según los cálculos de los investigadores de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, el aumento de 1 microgramo de partículas finas por metro cúbico estaría asociado con un incremento de un 8% de la tasa de mortalidad por covid-19.

Estas partículas en suspensión miden máximo 2,5 micrómetros, es decir que son aproximadamente 30 veces más finas que un cabello humano. Por lo tanto, penetran con facilidad en los pulmones de quienes se encuentran expuestos a un aire contaminado por mucho tiempo, haciendo que sean más propensos a desarrollar problemas respiratorios y cardiovasculares. 

Este estudio indica que la exposición prolongada al PM2,5 sea un factor agravante en caso de infección por covid-19. En efecto, la inflamación del sistema respiratorio causada por las partículas exacerba los síntomas del virus y aumenta el riesgo de muerte de las personas infectadas.

Para llegar a estos resultados, el equipo de investigación realizó un recuento de las y los fallecidos por covid-19 en todo el territorio estadounidense y cruzaron estos datos con los promedios de niveles de contaminación atmosférica, expresados en concentración de PM2,5 (entre los años 2000 y 2016). 

Promedio de PM2,5 versus tasa de muerte por covid-19

Lo mismo ha sido analizado recientemente en Italia en el estudio titulado “Puede la contaminación atmosférica ser considerada como un cofactor de la alta tasa de letalidad de covid-19 en el norte de Italia?”. Resulta que sí: Lombardía y Emilia Romagna pertenecen a una de las zonas más contaminadas de Europa y son las regiones con el mayor nivel de letalidad del virus a nivel mundial.

Cabe resaltar que estos resultados eran previsibles pues un estudio publicado en 2003 había apuntado la asociación positiva entre la contaminación del aire y la letalidad del caso de SARS (síndrome agudo respiratorio grave causado por otro tipo de coronavirus) en la población china. Si bien queda claro la vulnerabilidad de las personas expuestas a contaminantes ante el coronavirus, para la comunidad científica queda aclarar otra duda: saber si el virus se puede propagar vía estas partículas finas.

¿Es el coronavirus capaz de viajar a través del aire?

“En la mente de los científicos que trabajan sobre los aerosoles, no hay ninguna duda de que el virus se propaga por el aire”, afirmó la científica Lidia Morawska de la Universidad de Tecnología de Queensland en Brisbane, Australia. Se trata de saber si el covid-19 puede ser transportado por partículas de un tamaño menor a 5 micrómetros, tal como las PM2,5 (menores a 2,5 micrómetros). 

Ese tipo de investigaciones puede tomar años y por lo tanto, costar muchas vidas. Los científicos llaman entonces a adoptar medidas protectoras ante las sospechas, para resguardar la salud de la población, tal como evitar las reuniones en interior o por defecto, ventilar estos espacios y llevar mascarillas. 

Más allá de las medidas que se han tomado – a veces de manera insuficiente – en contexto de crisis sanitaria, no debemos perder de vista que la reducción de la contaminación atmosférica es un factor de alta importancia en la erradicación de este virus. En Chile, también será necesario hacer un seguimiento para ver si efectivamente la población que vive en las zonas de sacrificio chilenas se encuentra más vulnerable frente al covid-19.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *