Este 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, se invita a actuar desde las zonas de sacrificio y visibilizar a las mujeres que luchan por el medio ambiente.

Por Camille Huriaux Quesada

“Fin al extractivismo. No más zonas de sacrificio. Soberanía y autodeterminación de pueblos y territorios en resistencia. Desmilitarización en Wallmapu. Justicia para macarena Valdés, Camilo Catrillanca y todxs los que luchan.” Esta es una de las diez demandas de la Huelga General Feminista, la cual llama a paralizar Chile este viernes 8 de marzo, desde todos los territorios.

La Coordinadora Feminista 8M publicó un documento que lista más de 100 formas de participar a la Huelga General Feminista. Explica: “Irrumpimos desde las casas, desde los trabajos, desde el transporte público, desde los barrios, desde las escuelas, desde las calles, en los campos, pueblos y ciudades”. Y también desde los territorios en resistencia y las zonas de sacrificio. En efecto, son 9 las formas presentadas para actuar desde aquellos territorios:

  • Convocar a concentraciones por verdad y justicia para Macarena Valdés, u homenaje para luchadoras sociales y de los pueblos en resistencia.
  • Levantar instancias de diálogo entre mujeres indígenas y no indígenas con el fin de repensar la historia, dialogar sobre soberanía/autodeterminación y compartir saberes. Organizar estas instancias también en las ciudades.
  • Organizar instancias de diálogo en lugares públicos sobre importancia del buen vivir y la defensa de los territorios para las mujeres y comunidades.
  • Organizar instancias de reflexión junto a otras mujeres en plazas públicas para conversar respecto al protagonismo de las mujeres en las luchas por la defensa de los territorios.
  • Organizar concentraciones afuera de empresas o instituciones del Estado responsables de los conflictos socioambientales y de la represión de pueblos y las localidades.
  • Convocar a concentraciones o mítines el 8 de marzo a las 11 am por el derecho al agua.
  • Levantar ollas comunes que convoquen a todas las mujeres y niñes de la localidad.
  • Convocar en masa a plantar flora nativa en zonas devastadas por agroindustria. (Desde la Defensoría recomendamos que sea flora nativa de la zona, adaptada a las condiciones climáticas en las que se encuentra cada territorio, para que protejan los suelos despoblados y no requieran de riego)
  • Organizar asambleas afuera de centros de salud pública y privada en zonas de sacrificio e invitar a mujeres que asisten por atención y a trabajadoras de la salud a participar.

Recordemos que la Huelga General Feminista se inscribe en un proceso antipatriarcal más amplio, que no empieza ni acaba el 8 de marzo. Este proceso abarca incluso la lucha por un medio ambiente libre de contaminación, en particular desde la perspectiva eco-feminista que ve una conexión entre la explotación del mundo natural y la opresión de las mujeres.

Finalmente, estas propuestas se pueden aplicar cualquier día del año con el objetivo de concientizar y movilizar a las comunidades que viven en territorios dañados ambientalmente. Sin embargo, el 8 de marzo es un llamado mundial a visibilizar el poder que tenemos como mujeres, ciudadanas y protectoras de la naturaleza.

Las mujeres sufrimos muchas formas de violencia, que sea política, sexual, económica u otra, y por lo tanto hay muchas maneras de protestar. Les invitamos a recorrer el documento de la Coordinadora para saber como pueden participar en la Huelga.