La empresa Puerto Ventanas S.A., con la colaboración de la Municipalidad de Puchuncaví y la Armada de Chile, convocaron este sábado 11 de mayo a una «primera corrida familiar nocturna», antes de cancelarla tras recibir críticas del Colegio Médico sobre su «alto riesgo para la salud». 

Por Camille Huriaux Quesada

Aunque parezca ser la oportunidad de unir ejercicio físico y entretenimiento, esta corrida familiar nocturna podía ser peligrosa para la salud de sus participantes ya que la contaminación atmosférica alcanza niveles elevados en la comuna de Puerto Ventanas. Eso, la empresa Puerto Ventanas S.A. lo sabe muy bien ya que hace parte del parque industrial responsable de esta situación crítica. Afortunadamente, la declaración del Colegio Médico, junto a las críticas de las organizaciones sociales, tuvieron el efecto esperado ya que la empresa decidió finalmente cancelar el evento.

¿Qué tan peligrosa habría sido esta corrida? Al realizar una actividad deportiva, incrementamos nuestro consumo de oxígeno, el cual se encuentra mezclado con los contaminantes presentes en el aire. En una zona con mala calidad de aire, encontramos principalmente tres tipos de sustencias: ozono, azufre y el monóxido de carbono, las cuales son irritantes para las vías respiratorias. A eso, tenemos que añadirle el hecho de que la zona Quintero-Puchuncaví fue reconocida como «saturada» para material particulado fino y grueso (PM 10 y 2,5) desde 2015. Lamentamentable, nuestro sistema respiratorio no dispone de un filtro que le permita protegerse de aquella contaminación atmosférica.

Además, tal como lo recalcó el Departamento de Derechos Humanos, Medio Ambiente y Biodiversidad del Colegio Médico Regional de Valparaíso en su declaración del 08 de mayo, «hasta el día de hoy, se desconoce cuáles fueron los elementos aéreos causantes de las intoxicaciones masivas del año 2018, así como cuáles son los componentes químicos que se encuentran actualmente presentes en el aire de la zona del Puerto de Ventanas». Por lo tanto, tal invitación representa un acto irresponsable por parte de la empresa. Nos unimos al llamado del Colegio Médico dirigido a los colaboradores de la corrida (la Municipalidad de Puchuncaví y la Armada) “a cumplir con sus funciones de resguardo a la ciudadanía”.